30 DÍAS DE OSCURIDAD 2: TINIEBLAS

Los sábados a última hora de la tarde me gusta hacer una sesión peliculera, y ayer como me apetecía pasar miedo me dio por jugármela con la 2ª parte del film “30 Días de Oscuridad”. Bueno, lo de pasar mieditis es un decir, porque la peli no deja de ser más que una sucesión de escenas de hostias y tiros aderezados por un toque gore, que aunque se deja ver sin acabar “haciendo eses” ni arrugando el hocico, tampoco te pierdes nada si te dedicas a otros menesteres. Lo primero que hay que decir es que la peli viene a ser una adaptación de la 2ª parte del cómic de Steve Niles y Ben Templesmith, un cómic gótico, oscuro, lleno de acción, venganza e instinto de supervivencia. Ahora la protagonista de todo el meollo es Stella, quien tras todo los sucedido en el pueblo de Barrow (y que pudimos ver en la primera parte), se ve en la obligación y la responsabilidad de dar a conocer lo que ocurrió realmente en aquel pueblo y tratar de abrir los ojos al mundo de que los vampiros realmente existen. Y como es de suponer, la pobre Stella es tomada siempre como una pobre tarada que sufre un alto grado de estrés postraumático.
Sin embargo, pronto dará con un grupo de almas perdidas que también tuvieron experiencias horrendas con vampiros y que se saldaron con la pérdida de algún ser querido. De esta forma, se unirá a ese grupo de personas con ansias de venganza, con la intención de ir a por la cabeza de Lilith, la reina vampiro responsable del asalto al pueblo de Barrow.
Y bueno, aunque así contado el planteamiento puede parecer interesante, la verdad es que la peli no llega a enganchar del todo, y se nota que está rodada directamente para el mercado del dvd, con lo cual es una razón más todavía para que tampoco os esperéis gran cosa de ella. Lo que sí tengo que decir es que había momentos que el film me recordaba al juego de Left 4 Dead de Xbox, sobre todo la parte en la que la que los 4 protagonistas van por las alcantarillas con las linternas y llevando las mismas armas que en este juego (una uzi, una escopeta, un fusil de asalto M16, pistolas, étc…). En definitiva, una película que se deja ver si no eres ni muy selecto ni muy exigente, y de la que insisto que no te esperes gran cosa salvo pasar el rato viendo a un grupo de personas reventando vampiros a tutiplén (todo ello aderezado con un final paranoiesco).

2 comentarios

  1. KiKo dice:

    Pues una lástima. A mi la primmera me gustó bastante. La forma en la que retrataban a los vampiros daba muy mal rollo, y eso siempre mola en una peli de terror 🙂

  2. mar dice:

    a mi tambien me gustó mas las primera

Deja un comentario