Frozen: Nueva Reseña

Esta semana presento una película que ha pasado sin pena ni gloria por la taquilla española y por lo que tengo entendido tampoco ha sido un éxito (o esta siendo un éxito) en DVD. Y quizás sea tan sólo por ser una película de bajo presupuesto o por no tener una buena campaña de marketing. Lo que s-i os digo es que merece la pena.

Como nota acalaratoria, esta pelíicula ya fue en tiempos reseñada por nuestro compañero Kiko, aunque hoy voy a mostrar otro punto de vista del presentado anteriormente. Un punto de vista desenfocado por la gran ingestión de chucherías y hamburguesas, que en los lunes molones el Sr Grifter y Kiko desarrollan y nublan sus valoraciones.

Nos juntamos un grupo de [email protected] para verla, con unas palomitas de microondas y unos doritos imitando a nachos, intentando que la noche estuviera curiosa aunque la peli no nos gustase, pero la cosa pintó bien. Nos pusimos tarde, sería casi la 1 de la madrugada y aún faltaba una persona por llegar. El frío no terminaba de aparecer pero la noche era cerrada, parecía que el ambiente empezaba a ser propicio.

Frozen es una peli de miedo, no de sustos. Es de tenerte con el corazoncillo encogido durante casi todo el film, que aunque empieza flojillo (he de comentar que durante los primeros minutos pensé varias veces que iba a ser “una mierda pinchá en un palo”), luego te va metiendo en la historia, y te hace incluso sufrir un poquito. En ese punto llegó la persona que faltaba y rápido cogió el hilo. Ya estábamos [email protected] apretujados en el sofá, las palomitas casi acabadas y centrados en la historia.

En realidad, si analizas la película no tiene demasiado, ya que básicamente es una peli tipo Open Water, en la que los personajes se sitúan solos en un único lugar y allí se pasan gran parte del film, pero todo ello en este caso asusta, quizás sea por los lobos (que aún aparecen en los sueños de algunas de nuestras compañeras de visionado), o quizás que la situación es perfectamente creíble. No lo sé pero engancha…

¡¡Auuuuuuuuuuuuuu!!. Voy a por Rocío

Voy a meterme un poquito con Intruders, de la que ya hemos hablado en este blog la pasada semana, y que tenía como hándicap que no conseguía meterte en pelicula. Sin embargo Frozen sí lo hace, tirando de siuaciones que nos son relativamente habituales, como chico conoce a chica pero ella está con un grandullón malote, o una pareja con un amigo “pesao” que siempre va con ellos porque es el mejor amigo de él o un típico problema de que no te dan las vacaciones y en cierto momento, ta-chán, ahí estás con ellos en la nieve muertecito de frío (hay que tirar de mantita) y a punto de sufrir.

Esta tía está cañon. ¡Qué pena que en la peli esté tan tapada!

Los personajes son poco conocidos, Kevin Zegers (Smallville, Gossip Girl) es quizás el que más suene, seguido de Shawn Ashmore conocido por sus intervenciones en la saga X-Men (Iceman). Ambos acompañan a Emma Bell (chica series: CSI Miami, The Walking Dead, Dollhouse) en estas peripecias montañeras.
Por mi parte poco mas que comentar, algún sobresalto, pero sobre todo y lo que más me ha gustado…, que la peli en ciertos momentos antes de ser asquerosa, deja que tu imaginación trabaje e imagines lo que pasa.

El chaval ya apuntaba escalofriantes y heladas maneras

Un abrazo a todos los lectores y espero que os guste.

Deja un comentario