JLA: CRISIS EN DOS TIERRAS

Tal y como vengo comentando en mis posts de reseñas de películas basadas en personajes de DC Comics, los films protagonizados últimamente por estos son productos muy entretenidos y que merecen bastante la pena. Uno de los más recientes es este al que dedico la reseña, que ha sido uno de los últimos lanzamientos de la Warner al mercado del dvd. Leyendo el título uno ya se frota las manitas por la gran cantidad de personajes que va a poder ver a lo largo del film, lo cual a mí personalmente me interesaba bastante para conocer algo más de cada uno de ellos (pues insisto en que como marvelómano que soy, yo de DC tengo unos conocimientos de andar por casa).

Desde los primeros instantes, el film tiene un inicio a priori dentro de lo normal (con Lex Luthor y el Joker huyendo tras preparar una de sus maquinaciones), pero a los pocos minutos la cosa se torna un tanto inquietante cuando nos percatamos  de que se trata de una tierra paralela en la que esos dos personajes son los últimos representantes de la JLA, pues el resto han muerto a manos del llamado Sindicato del Crimen, formado por las contrapartidas malvadas de los héroes de DC que todos conocemos (como véis, el mundo al revés). De esta forma, la peli arranca con la llegada de Lex Luthor (a través de un artefacto teletransportador bastante avanzado) desde su tierra paralela a la de nuestros héroes con intención de pedirles ayuda para librar a su mundo del yugo de esos tiranos. A mí en cierto modo me recordó un poco a lo que se pudo leer en su día en el cómic de Escuadrón Supremo, cuando uno de los personajes de la historia acude al universo Marvel a pedir ayuda a los Vengadores para librar a su mundo de lo que para él era una tiranía (pero bueno, esto es otra historia).

A partir de aquí el film se convierte en una sucesión de combates por doquier en el que los héroes de la JLA se las verán cara a cara con las contrapartidas malvadas suyas de esa tierra paralela (aunque sin duda lo más raro de todo es ver al Luthor de esa dimesión luchando codo con codo junto a nuestros héroes). Hay que reconocerle al film que esas peleas están bastante bien hechas (con el puntillo de choque titánico que uno se espera entre personajes de ese nivel de poder), y ante todo entretienen bastante si lo que buscas en este tipo de films es ver a los personajes dándose de hostias casi a cada instante.

Comentaré también para los fans de Batman, que pasado casi la mitad del film este personaje cobra casi todo el protagonismo y sus seguidores disfrutarán viendo cómo suple una vez más falta de poderes con un gran ingenio, para no desentonar con respecto al resto de sus compañeros. Lo que sí que me pareció un tanto cogido por los pelos es el romance que se sacan de la manga entre el Detective Marciano y la hija del presidente de los EEUU de esa tierra paralela (vale que a las mozas les atraigan los mendas inquietantes y misteriosos, pero una cosa es liarse con un chulazo y otra con un engendro de Marte, joé).

En definitiva, se trata de un film que creo que gustará a los fans de este grupo de héroes, sobre todo a los que buscan argumentos simplones en los que la acción prima en detrimento de la historia. Comentaré también el hecho de que quizás merezca la pena verla en V.O subtitulada, porque entre los actores que ponen voz a los personajes podemos encontrar a James Woods, William Baldwin y Mark Harmon. En cualquier caso yo me quedo sobre todo con la moraleja de la película basada en la famosa frase de Edmund Burke que decía algo como: “Para que el mal triunfe sólo hace falta que la gente de bien no haga nada” (hasta el mismísimo Supes lo reconocerá en cierto momento del film, y si lo dice el Supes…).

Deja un comentario