Personajes molones: Ronald McDonald

En Vas Tú Listo somos más zampabollos que comedores de  hamburguesas (a decir verdad las únicas que comemos son las que nos preparamos en casa de Kiko cuando frikeamos allí). Pero si algo tenemos claro es que las que nos zampamos son las que nos preparamos nosotros, porque si  hay algo que no toleramos en esta vida son las que vienen avaladas por Ronald McDonald. No se trata solamente por el hecho de que nuestra religión no nos permite comer perro, sino principalmente por la razón de que tenemos pruebas de que el Señor Ronald es un poco cabrón. Nuevamente pusimos a indagar a uno de nuestros reporteros para escribir un post sobre este personaje, y helados nos hemos quedado con las fotos que nos ha traído. Si alguna vez tuviste en buena estima a este menda, por favor no sigas leyendo.

Lo más acojonante de todo esto radica en el hecho de que la mascota principal de la cadena de restaurantes de comida rápida McDonalds sea la segunda figura más reconocida (después de Santa Claus) y suela visitar a los niños en los hospitales. Pues bien, bajo este halo de bondad y preocupación por los jovenzuelos se esconde un insolidario cabrón que realmente trata así a los críos cuando nadie le está mirando.

"¡Me voy a cobrar en hostias el dólar que te falta, niño cabrón!"

Pero es que ya no se trata solamente de que sea un abusón y pegue de hostias a los niños, sino que es acojonante cómo se las gasta con las 20 añeras. Ciertamente suele ser un tópico que las pibas se pirren por “los más payasos”, pero es que esto roza la gilipollería más absurda. ¿Qué atractivo puede tener una mascota que va peinada con moldeador y con un hocico que parece que  acaba de practicar el cunilingus estando su novia en uno de esos días?. El caso es que da miedo ver la saña con la que se frotan y se rebozan las muchachas en su regazo.

Dos ejemplos de clientas que no hacen ascos a la cebolleta

Pero bueno, que si las anteriores imágenes ya rozan la paranoia más increíble, nos os digo “ná” con estas otras dos de aquí debajo. Decía la canción algo como “Ronald McDonald cerca de tí, a todos nos hará sonreir, étc…” (lo que está claro es que la canción iba dedicada sobre todo a ellas). Muchas clientas de esta cadena de restaurante suelen pedir las hamburguesas sin pepinillo, pero estas dos de aquí debajo está claro que no le hacen ascos ni al pepinillo ni a la Pepsi-cola.

Dos clientas bastante dadas a beber en pajita

Así que después de todo lo expuesto no es de extrañar que pillaran al bueno de Ronald en algún renuncio y fueran descubiertos algunos de sus deslices. Y es que ya no es sólo que el tío se aproveche de sus clientas dentro del restaurante, sino que fuera de él es más putero que Mijatovic en sus buenos tiempos. Por tanto es normal que al final la pasma acabara pillándole, pero lo que es cierto es que con las influencias que tiene volverá a estar en la calle en menos que canta un gallo el muy cabrón. Así que chicas, cuidado cuando entréis a un McDonald, porque os estará acechando.

Consecuencias de ir de "sobrao" en la calle Montera

2 comentarios

  1. Argos dice:

    Y yo que esperaba ver la foto del payaso de IT

  2. SrGrifter dice:

    Para payasos los de OT

Deja un comentario