Catwoman: El gran golpe de Selina

selina_logoSí bueno, para golpes de Selina contra el catre y demás empotramientos varios contra la pared, los que se va a llevar esta muchacha en la noche de bodas con Batman cuando éste le haga saber lo que es un buen batarang. Pero no amiguitos, hoy no queremos hablaros sobre los ratitos de frote entre estos dos en esos momentazos erótico festivos, sino sobre cierto tomo que tuve el placer de catar hace poco, perteneciente al bonito coleccionable de novelas gráficas que nos traen la simpática y afable muchachada de Salvat como unos tíos.

Todo el que me conozca un poquito, a parte de saber que me como la mantequilla a “bocaos” cuando nadie me está mirando, es sabedor también de que yo de DC solo leo lo justito. Nunca me ha dado por meterme en su continuidad porque me da un perezote tremendo, así que de esta editorial únicamente leo sagas bastante concretas tipo elseworlds e historias autoconclusivas que no requieren haberte tenido que tragar un montonazo de historias un tanto enrevesadas por momentos. Así que por ese motivo estoy aprovechando este coleccionable para leer este tipo de obras que no requieran dejarte las neuronas con su peculiar continuidad…

Gatos “jode-fotos”

Si hay una persona que quiere más a los minimos que la loca de los gatos aquella que salía en los Simpsons, ese es el nunca bien ponderado Kiko. Si algún día vais a su casa y sois alérgicos a los gatos, fijo que os tienen que sacar de allí recogiéndoos con pinzas y os tienen que tirar directamente a la basura. Y es que son tres las mascotas gatunas que tiene este muchacho, suponemos que en homenaje a Selina Kyle y su afición por este tipo de animales. Y ciertamente los gatos son salaetes y tal, pero a veces se ponen muy pesados (y si no que le pregunten a Kiko por su gato Logan). Es ya mítica la frase que suele decir cuando está ahí todo concentrado jugando a la Xbox, ese minino empieza a agobiarle, y de pronto este muchacho grita aquello de Logan, me tienes hasta la polla”. Y es que gatos “pesaos” hay muchos en esta vida, pero también los hay que aparecen en el momento más inoportuno y joden una buena foto. A estos felinos les quiero dedicar mi post de hoy, porque haberlos haylos.