The Descent

Dios mío qué cague y qué tardecita de tensión. Había visto en uno de mis paseos por la web que esta película era una de las mejor valoradas en cuanto a pelis de terror existentes. Es más, estaba en un TOP-TEN y no ocupaba para nada una mala posición. The Descent se había convertido en mi elección de martes festivo, un toque de miedo a mitad de semana.

Con una sensación de miedo por el tema de la película que me disponía a ver (tuve una nefasta experiencia con la que creía podría tener una trama similar, la ya comentada El Santuario, de la cual no tengo excesivo buen recuerdo) comencé a ver este film. Las dudas se mitigaron pronto, ya que nada más empezar, tan sólo habían pasado unos cuatro o cinco minutos de metraje, la primera escena que nos haría saltar de nuestros asientos apareció.  Es una escena corta pero que nos pone en antecedentes de todo lo que pasará en el futuro.

La historia se basa en un grupo de amigas que una vez al año se juntan para hacer algún deporte extremo, en este caso rafting. Tras esa experiencia, un desafortunado accidente hace que todo cambie. Al año siguiente vuelven a juntarse y esta vez para superar traumas, decidirán hacer un poco de espeleología. Una noche de borrachera para algunas y de pesadillas para otras será la antesala de un descenso que nunca olvidarán.

¡¡No hay nada mejor para la piel que un buen baño de SANGRE!!

El descenso como se puede preveer no va a ser la cosa más placentera de su vida, y lo curioso es que no será sólo por la dificultad de la cueva, los continuos rappels que deben de hacer o travesías en la roca, o los dificultosos pasos que se dan en una cueva, no, lo peor está por llegar. Unas extrañas criaturas habitan en esa cueva y se las querrán cepillar.

El film en sí es bastante desagradable en bastantes secuencias, en las que la sangre, entrañas, venas reventadas, o huesos están  a la orden del día. Pero también hay que decir que navega en un clima de continua venganza y desesperación, de desconfianza entre compañeras, de orgullo y de instinto de supervivencia. En realidad incluso los más terribles malentendidos tendrán su parte en el film, pero sobre todo terror, miedo, angustia y mucha claustrofobia.

¡¡¡Jo putaaaaaaa!!!!!

Realmente no sabría valorar si es esta película una de las 10 mejores de todos los tiempos, incluso de las 50 primeras, pero síi, acojona y caguitis da (y mucha).

Hoy investigando un poco sobre esta peli he visto que hay una segunda parte, y es posible que ésta tenga la culpa del horroroso final de la primera, no sé si ya con miras a sacar al mercado The Descent 2 (2009). La primera parte se queda un poco coja en su final, vamos que te lía la cabeza y no sabes qué significa, eso sí, cada uno tiene su interpretación que en próximas semanas intentaré solucionar con el visionado de la secuela.

Para los salidos deciros que aunque la película tiene algunas chiquillas de buen ver, incluso una euroasiática con apellido latino (Mendoza) con una cara bonita no vais a poder deleitaros de lindas imágenes de su cuerpo en ningún momento.

¡Qué monas bajo la luz de la caverna!

A nivel interpretativo, quiero resaltar que el grueso del reparto consigue que estemos acojonadillos casi toda la película. Mención especial a las escenas de riesgo, que hay unas cuantas, y según he leído varias de ellas las hacen personalmente, así que PUNTO POSITIVO.

Soy la hermana de Blade pero guapa

[email protected] a disfrutar de esta peli que tiene muy mala leche, verdadero miedo en gran parte de su metraje y cuando no es así, hay una sensación claustrofóbica en el ambiente que te tendrá en ascuas. MUY RECOMENDABLE

2 comentarios

  1. Mar dice:

    Sí, esta peli la vi yo hace tiempo,y me gustó , la recomiendo

    1. SrGrifter dice:

      Sí, no estaba mal «pensá»…

Deja un comentario