Adiós publicidad (Parte II)

Ya pudisteis presenciar hace poco el adelanto que nos trajo el nunca bien ponderado Kiko sobre las cosas en las que nos hemos fundido la pasta conseguida con la publicidad del blog. Ciertamente muchos fans se han escandalizado con algunas de nuestras estrafalarias compras y algunos nos han parado por la calle preguntándonos si no hemos donado nada a alguna ONG (pregunta a la que hemos respondido diciendo que nosotros somos más de ONG-TES, pero sin la “N”). El caso es que lo del otro post fue sólo un pequeño adelanto sobre algunas de las cosillas que nos hemos comprado desde que cobramos el cheque, pues hay que decir que hemos tenido unos arrebatos consumistas muy serios. Sirva este post como continuación del anterior para que sigáis conociendo nuestros curiosos gustos a la hora de fundirnos la pasta.

Aprovecharé este post para contar un pequeño secreto sobre Kiko. Ahí donde le tenéis es un gran fan del videojuego GTA IV, pues en él puedes realizar barrabasadas y escabechinas varias. Una vez un colega nuestro que se había comprado la Xbox hacía sólo unos pocos días, estuvo en casa de Kiko viéndole viciarse al GTA, y fijaos las burradas que haría que dejó tan “traumatizao” al pobre chaval que al poco tiempo vendió la consola. Es que ciertamente no es muy normal eso de meter a una puta de las del juego dentro de un coche, pisar el acelerador y lanzar el buga al agua con la prosti dentro para que se ahogue en el mar. Así que como gran fan del juego que es, se ha pagado unos cursillos en esta academia para desarrollar todo su potencial. Si alguna vez váis andando por la calle y véis a alguien disparando con un bazooka a un autobús, ese es Kiko, fijo. Por cierto, la academia es carísimaaaaaaa.

A partir de ahora podéis llamarle Kiko Bellic

Siguiendo con su pasión por los videojuegos y aprovechando que ahora tenemos pelas y nadamos en la abundancia, le acompañé a pillar algún videojuego de la Play3. Desde que Melloski hizo su reseña del Gran Turismo 5, el bueno de Kiko se emperró con este juego. Así que lo encontramos en el Carrefour a precio caro y de oferta. Así que como ahora movemos buenos fajos y el dinero no es problema, este muchacho se pilló el de precio caro en un alarde de “millonetis” para impresionar a unas pibitas que estaban al lado nuestro. Hay que reconocer que Kiko le echó un par de huevos con esta compra.

Cuando se trata de derrochar, a Kiko no le gana nadie

¿Y qué más compras gilipollescas en las que nos hemos dejado los cuartos os podemos comentar?. Pues por ejemplo os diremos que hemos puesto una empresa de construcción y sólo contratamos tías buenas. Mejor nos ahorramos lo de contar nuestros criterios de selección, porque ya tenemos a muchas lectoras en contra nuestra.

Nuestras empleadas son muy dadas a la “perforadora”

Kiko, por ejemplo, demostrando una vez más su pasión por los gatos, se ha comprado uno que se convierte en superguerrero cuando le tocas un poco los cojones. Yo que soy muy dado a hacer rabiar a sus gatos, creo que con este me cortaré un cacho.

En lugar de ondas vitales tira bolas de pelo el cabrón

Y como soy un envidioso del copón, si él se ha comprado un gato, yo he cogido y me he comprado un perro y un gato. La verdad es que son salaetes, pero a la hora de la comida se ponen muy en plan tocahuevos los dos.

Táctica de acoso y derribo digna de manual

He de decir también que otra de las cosas que me he comprado ha sido esta colcha tan chula, de la que he de comentar que desde que la tengo me da por dormir boca abajo. Por cierto, lo de los clínex es porque…, esto…, porque estoy con alergia (son “pa” sonarme los mocos, joe).

Lo malo de esta colcha es que hay que lavarla todos los días

Otra de las cosas en la que hemos invertido los millonazos  ha sido en ampliar la sede del blog y construirnos un balconcito por si nos da por salir a tomar el sol en pelotas. Hemos de decir que hemos jodido el trayecto de la Renfe entre Atocha-Alcalá de Henares, pero como ahora tenemos pelas nadie se atreve a demandarnos.

Por cierto Kiko, a ver si regamos más nuestras plantitas, macho

Y bueno, como podéis suponer el hecho de tener dinerete contante y sonante es sinónimo de que las frescas se le arrimen a uno. Ya os hemos comentando anteriormente que desde que nos hemos hecho famosos con esto del blog las gachises se nos rifan, pero ahora que encima tenemos pelas, no te digo “ná”. Sirva de ejemplo esta foto de Kiko arrimando cebolleta a dos fulanacas.

Kiko con dos pelandruscas

Y para acabar os hemos de decir que la mayor parte del dinero la hemos invertido en algo que nos hacía mucha ilusión, y que no es otra cosa que hacernos unos liftings. Como véis, nos hemos quitado los menos 20 años de encima y se nos han quedado unas carusas dignas de cogernos de los mofletillos y decirnos: “¡Ainssss, pero qué majos los chiquillos!”.

Pedazo de liftings guapos-guapos que nos hemos hecho

Sin embargo, a pesar de los años que se quite uno y por muy chaval que le dejen, hay ciertas cosas que no cambian. Y si no me creéis observad la manera en la que acabó Kiko el fiestón que hicimos para celebrar nuestros nuevos jetos.

¿Qué coño te has “fumao”, mini-Kiko?

Un triste comentario

  1. KiKo dice:

    Jajaja… sacando fotos de cuando éramos ñajos eh? La venganza será terrible wuuuahahhahaha.

Deja un comentario