Camino a la Perdición

camino_logoSí bueno, para camino a la perdición el de muchos calzonazos que se dejan enganchar por una lagartona que les saca los cuartos y se dejan engatusar hasta que acaban por poner el piso a su nombre. Así que a todos aquellos que me critican mazo diciéndome que mis posts no son didácticos y que no se aprende nada con ellos que tomen nota de esto, pues desde aquí hago una advertencia a los putos pardillos del planeta para que tengan cuidado con esas gachises.

Y tras esta tremenda catarsis voy a adentrarme ya en este reseña de un cómic que fue publicado por estos lares hace ya la tira de años gracias a la muchachada de Dolmen Ediciones. Seguramente a muchos de vosotros os sonará por el simple hecho de haber visto el famoso film protagonizado por Tom Hanks, ¿pero a que no sabías que estaba basado en un cómic?. Pues sí muchachos, y como el otro día me topé con él en mi comicteca y me dio por volver a leerlo, me he lanzado a hacer esta reseña para cantar a los cuatro vientos que si la peli mola el cómic está todavía más chulo. Vamos a verlo…

Los que hayáis visto la película recordaréis que la cinta nos ponía en el pellejo de Michael O’Sullivan, un buen padre y un hombre de familia, pero también un asesino a sueldo de John Looney, el padrino irlandés que domina la ciudad. Como “El Ángel de la Muerte” de Looney, O’Sullivan ha trabajado para gangsters de Chicago como Al Capone y Frank Nitti. Pero cuando una ejecución entre mafiosos hace estallar la tragedia en la familia O’Sullivan, un padre afligido y su hijo adolescente se ven abocados a tomar un camino lleno de perdición, venganza y revelación.

d

Cómic en blanco y negro (o cómic para colorear, como suele decir nuestro redactor Kiko)

No sé dónde leí una vez hace ya tiempo por ahí en algún sitio que este cómic se basa a su vez en el famoso Manga titulado “Lobo solitario y su cachorro” donde un samurái con gran fama de ejecutor es traicionado y buscará venganza en compañía de su hijo. Camino a la Perdición traslada esta premisa a aquella corrupta época de gangsters y mafiosos, con un magnífico argumento de serie negra que trata a la perfección el tema de la lealtad y la venganza. El caso es que si me preguntáis si merece la pena leer el cómic habiendo visto previamente la peli seguramente os diría que sí, pues si bien el film es bastante fiel al cómic durante el primer tercio del mismo, el resto tiene unas cuantas variaciones donde aparecen personajes muy importantes que en la peli sólo se mencionan. Me estoy refiriendo por ejemplo a nombres como Al Capone o Elliot Ness (éste último incluso tendrá una parte importante en el desarrollo de la historia por el trato al que llega con él nuestro protagonista y por el papel que desempeña en el destino de John Looney).

Mafioso y su hijo haciendo un "simpa"

Mafioso y su hijo haciendo un “simpa”

Y es que como digo, hay muchos elementos que difieren en lo que es el desarrollo de la historia entre la película y el cómic (y ciertas partes coincidentes están más desarrolladas unas veces en una que en otra), como por ejemplo la relación entre el protagonista (Michael O’Sullivan) y su mafioso jefe (John Looney). En la película podía apreciarse que desde el principio se nos contaba la relación de lealtad casi paterno-filial que han desarrollado ambos a lo largo de los años, y que tendrá mucho que ver con el final de la película. En el cómic en cambio no se ahonda en todo ese tema en absoluto, ya que como he mencionado antes, el final de ciertos personajes no tiene nada que ver con lo que se nos cuenta en su homóloga del séptimo arte.

f

Elliot Ness peinao a raya

Es por ello que recomiendo la lectura de Camino a la Perdición tanto si en su día viste la película como si no, por el hecho de poder apreciar cómo se introducen ciertos cambios en la historia entre uno y otro medio y aunque en esencia resulten ambos muy parecidos, tienen las suficientes diferencias en lo que al desarrollo de algunos de los acontecimientos se refiere como para resultar sorprendentes. Pues eso, que si por alguna puta casualidad de la vida te topas con él no lo dejes escapar, canalla…

Deja un comentario