Age of War

age_logo2

Hace unas semanas Edge nos sorprendió a todos con Age of War, otro juego de dados rápido y fácil para pasar el rato mientras esperamos a los colegas o cuando tenemos unos minutos libres. Un juego de conquista en el Japón feudal donde los jugadores deben conquistar castillos y tomar el control de las casas para ganar la máxima puntuación. Diseñado por Reiner Knizia, de 2 a 6 jugadores, de una duración de 20 minutos y para mayores de 14 años, aunque creo que con 12-13 se puede jugar perfectamente. También creo que 2 jugadores son muy pocos, 4 es un número correcto para que el juego funcione perfectamente.

Lobezno inmortal – Trailer

logan_logo

Sin duda alguna, esta es la típica peli de superhéroes en la que los frikis con novia (que muchos piensan que son leyenda urbana) no hace falta que convenzan ni que supliquen a su chica para que les acompañe al cine. Y es que cualquier film en el que aparezca Hugh Jackman en tetas o en camiseta de tirantes es susceptible de causar soponcios y estados catatónicos entre las jovenzuelas de hoy día. Pero mariconadas aparte, a los tíos lo que nos interesa es el hecho de que el garras vuelve a la gran pantalla en breve y ya veremos si esta segunda parte tiene mejor aceptación que la primera, que se llevo muchas ostias tanto por parte de los fans como de la crítica especializada…

Urinarios curiosos

Los muchachos de Vas Tú Listo ya no tenemos las vejigas de antaño, y por esa razón pasamos la mitad del día echando los “meos” que se tercien. Bien es cierto que tenemos la alternativa de los Dodotis, pero como el refajo ya nos abulta demasiado, pues no es plan ir por la vida con otro armatoste más debajo de la ropa que nos haga parecer más fondones de lo que estamos ya. Así que como podéis suponer, cuando estamos fuera de casa son muchos los WC ‘s que visitamos a lo largo del día para aliviar la presión de nuestros riñones. Por esa razón os hemos hecho una recopilación de los urinarios que más nos han gustado y en los que hemos marcado nuestro territorio cual perrillo de los bosques. Seguro que después de verlos os dan ganas de ir a echar un meo.