Va De Retro: Boulder Dash, Target Renegade y Commando

Los abuelos cebolletas como yo tenemos muy buenos recuerdos de esos sistemas de 8bits que nos hacían disfrutar de lo lindo mientras nos zampábamos un buen bocata de nocilla. El Sr Grifter se atrevió hace tiempo a recordar varios juegos de Amstrad con los que pasábamos horas y horas. Hoy yo quiero traeros también tres juegos que guardo en mis recuerdos con cierta nostalgia, cuando los juegos sólo pretendían divertir, sin contar con argumentos ni gráficos de la polla como muchos juegos actuales.

Quitemos el polvo a maravillas como Boulder Dash, Target Renegade y Commando.

BOULDER DASH

Uno de los juegos que más horas me hizo pasar delante del monitor de fósforo verde de mi flamante Amstrar CPC fue Boulder Dash. La mecánica del juego era muy simple: teníamos que buscar un número determinado de diamantes para abrir la puerta que nos daría salida al siguiente nivel, todo esto antes de que se terminase un tiempo. Para ello teníamos que escarbar por el mapeado teniendo sumo cuidado de que no se nos cayese encima una roca o un diamante, a la par que intentábamos esquivar algunos bichos que merodeaban la zona.

Boulder Dash tiene un porrón de partes, aunque yo recuerdo echarle mogollón de horas a la tercera, cuyo protagonista era un simpático astronauta (o yo pensaba que era eso, como podéis ver en la imagen), pero también jugué alguna que otra vez a una en la que manejábamos a una hormiga con un jersey a rayas. Así, con dos cojones.

Aunque no lo puedas entender, esto era un puto vicio considerable...

TARGET RENEGADE

Para mí, uno de los mejores juegos que se podía disfrutar en un Amstrad. Era uno de los pocos hack and slash de los que yo conocía que tenían una jubabilidad aceptable y unos gráficos que permitían distinguir que lo que se movía en pantalla eran personas (es que por aquella época había juegos en los que tenías que poner mucha imaginación para saber qué cojones te estaban mostrando). Patadas voladoras que nos permitían derribar a chulazos de sus motos, bates de beisbol, martillos, prostitutas, palos de billar, etc, hacían las delicias a todos aquellos chavalillos que nos queríamos sentir en una peli de los 80, dando ostiazos a las bandas de maleantes en buscar de nuestra chica.

Era la secuela de Renegade, un juego del mismo estilo, pero al cual no jugué demasiado. En cambio el Target Renegade me lo pasé decenas de veces. Tenía una música que, cuando escucho en la actualidad gracias a los emuladores, hace que se me salten algunas lagrimillas. Además tenía cooperativo en la misma máquina, e incluso te podías pegar con tu compi, lo que aseguraba horas y horas de diversión puteando a tu amiguete de merendola. Seguro que más de uno recuerda el arte contorsionista del que hacíamos gala los jugones para poder jugar en los teclados de esa época.

Graficazorls!!!!

COMMANDO

Y para terminar otro pedazo de juego con el que mataba mis horas de cuando era mozo. A los niños nos ha molado siempre los juegos de guerra, ¿quién no ha imaginado de chaval que tenía una metralleta y disparaba a los charlies cual Rambo petado de esteroides? En Commando tomábamos el papel de un solitario militar que se adentraba en las líneas enemigas con el loable propósito de rescatar a sus compañeros cautivos. Siguiendo el género de los shoot’em up, muy característicos de la época (miles y miles de juegos de navecitas de scroll vertical abarrotaban los recreativos de los 80), avanzábamos al ritmo de la música acabando con los enemigos con nuestro arma disparadora de píxeles y unas granadas.

Una cualidad características de los juegos de antaño es que muchos de ellos eran imposibles y si por casualidad conocías a alguien que se los había pasado era para agasajarle con alabanzas. En Commando nunca llegué a pasar de la tercera fase, y sin trucos (pokes, como se llamaban por aquel entonces) era imposible terminarse el puñetero juego.

Simplicidad en los gráficos. Nuestra imaginación hacía el resto.

Y vosotros, ¿qué juegos miráis desde la añoranza?

7 comentarios
  1. SrGrifter dice:

    El Target Renegade era el puto mejor juego del Amstrad (después de la Abadía del Crimen, of course).

  2. Te emplazo en Nochevieja después de las uvas. Ya que estamos rememorando, rememoramos del todo, no? ^^

  3. ArgosCamacho dice:

    Anda!!! el COMMANDO, que buenos tiempos y que malo era jugando al COMMANDO.

    • KiKo dice:

      No es que fueras malo, es que era chungo de pelotas. Para hacer el artículo me jugué los juegos de nuevo con un emulador (el ordena lo tengo en el pueblo, que si no me los habría jugado ahí) y no pude pasar tampoco de la tercera fase (que es la que se ve en la captura).

No seas perraco y deja tu comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.

Powered by WordPress | Designed by: Free MMORPG | Thanks to MMO Games List, Browser Games and Video Game Music