D&D Next : Fin del playtest

d_logo

Ya se acabó el playtest. El 15 de diciembre fue el último día para descargarse la última versión del pack de reglas del D&D Next (el futuro D&D 5 edición). Y es que los de Wizards of the Coast ya llevaban más de un año de pruebas, con miles (que digo miles, ¡cientos de miles!) de frikis probando las nuevas reglas (y sin cobrar, oye, que un pico sí que se han ahorrado). Así que, tras casi cuarenta años de versiones y más versiones del primer juego de rol, de nuevo volveremos a tener en el mercado una nueva edición del Dungeons & Dragones (el Dragones y Mazmorras de toda la vida).

Heroquest

hero_logo

Hay cosas que no pasan de moda o que sencillamente vuelven a nuestras vidas una y otra vez, como el juego de la peonza, las canicas, las chapas o la serie Verano Azul. Lo mismo pasa con algunos juegos de mesa y en este caso HeroQuest está entre ellos. Cuando crecen las noticias sobre una posible reedición (y sus problemas) del juego en su 25 aniversario, hemos decidido en VTL hacerle un homenaje al HeroQuest de toda la vida, un juego diseñado por Stephen Baker que seguro que despierta pasiones entre muchos jugadores de tablero.

Xenozoic

xeno_logo

Estábamos el otro día aquí en la sede del blog jugando al futbolín tan ricamente cuando de repente todos estos cabrones me mandaron a tomar por culo de la partida porque según decían yo no paraba de hacer molinete. En eso que me fui rabiando de allí como una cerda y me dispuse a echar un vistazo al catálogo de novedades comiqueras y hubo una que me sorprendió gratamente. Me estoy refieriendo a ese tomazo que ha sacado la muchachada de Aleta ediciones, y que si eres fan de los dinosuarios seguro que se te lo pasarás repipa con sus 352 paginazas en blanco y negro (o cómic para colorear, tal y como lo llama nuestro queridísimo e idolatrado redactor Kiko)…

Los Dementes

dementes_logoPues hombre, a decir verdad si uno toma de manera global el título de la reseña de hoy bien podría pensar que vamos a hablar sobre cualquiera de los muchos gilipollas que pueblan este planetoide porque locos y piraos hay donde elegir entre politicastros, gentuza de la tele y famosetes varios. Pero no amiguitos, Los Dementes a los que nos referimos en este post son a los de este film que he visionado hace unos días y por eso quiero dedicarlo unas palabrejas.

Y es que hay tardes de sábado en las que uno está más aburrido que Chuck Norris sin nadie alrededor a quien dar de ostias, cuando de repente te da por ver la primera puta mierda que pillas que tenga una carátula curiosa. Pues esto es más o menos lo que me sucedió a mi este sábado pasado, que me dio por tragarme alguna paranoia que tuviera a zombies o a infectados de por medio como protagonistas. Además que un film que venía avalado por los productores de la mítica Pesadilla en el Elm Street me resultó un buen reclamo, qué cojones. Así que le eché valor al asunto y me dispuse a verla…

Team Zero

team2_logoAparte de las guarras mundiales me declaro también gran fan de las Guerras Mundiales (sobre todo de la Segunda). Es por ello que a fecha de hoy tengo una dvdteca la mar de rechulísima con un porrón de títulos bélicos referentes a ese conflicto, los cuales compro a precio de auténtico saldillo cual marujona que se deja los cuartos en las rebajas de El Corte Inglés. Así que siendo tan friki de lo bélico es normal que la portada de este cómic me llamara la atención cuando en su día me topé con él en la tienda .

Corría el año 2007 (muchos de vosotros no habíais ni nacido), y no dudé ni un instante en hacerme con este tomo cuando lo vi allí tan requeteguapo y tan rebonito luciendo de forma sumamente extraordinaria en una de las estanterías. Lo cierto es que no tenía ni zorra idea de su argumento ni sobre lo que iba a tratar, pero su magnífica portada me llamó bastante la atención por el hecho de que me hizo recordar aquella antigua formación de operaciones encubiertas llamada TEAM 7. Y ciertamente mis pesquisas no eran equivocadas, pues Team Zero tiene algo que ver con aquel mítico grupo del famoso sello editorial Wildstorm.

Una de fotos

chorris_logo

Son muchos los lectores que nos escriben y aparte de amenazarnos con cosas como cortarnos los huevos y meterlos en un tarro, también nos comentan lo mucho que les gustan las secciones gilipollescas del blog. Y todos ellos suelen referirse a los posts de Bastardadas Varias de este blog como una de las pocas cosas que merecen la pena de él, porque se parten el ojete cosa mala. Así que para contentar a ese sector tan radical que sólo nos visita para ver gilipolleces hoy vamos a dejarles con este post de fotos gilipollescas de esas que resultan inquietantes y curiosas cuanto menos…

Rigor Mortis: ¡Sí, Señor Oscuro!

lord_logo

Estaba pasando unos de esos días raros, en los que comienzas a sacar cosas de los armarios y ordenando la colección de juegos de mesa cuando me dio en la cabeza una caja pequeña de cartas. RIGOR MORTIS ¡Sí, Señor Oscuro!. Hace unos años que compré este juego y aún no lo he presentado en sociedad. Pues nada, aquí va la reseña de este juego narrativo solo apto para cachondos mentales. Sí, es un juego de cartas narrativo y si en su día te dio por leer la reseña de este humilde blog que hablaba de Érase una vez seguro que le encontrarás algunas similitudes, pero solamente algunas, porque aquí los disparates y los sin sentidos van a fluir en suma abundancia.

Mi perro, esa paradoja

perro_logo

Ya hemos comentado que en este blog somos más de perras que de perros (sobre todo de las cacho perracas esas que se frotan en la primera noche). Pero sí, hemos de reconocer que esos simpáticos animalitos nos resultan la mar de salaetes y de divertidos. Es por eso que nos ha llamado mucho la atención cierta novedad comiquera de reciente aparición que nos trae la muchachada de Astiberri Ediciones y que seguramente cautivará a todos los amantes de los chuchos (tanto si eres perroflauta como si no lo eres). Así que si tienes un perrete no pierdas ripia de esta curiosa novedad, porque seguro que se hará un hueco en tu corazoncito…

Escape Plan

escape_logoPara plan de escape cojonudo el que empiezan a maquinar muchos jovenzuelos desde el momento en el que su novia les dice que está embarazada. Pero no amiguitos, el plan de escape al que nos referimos hoy no tiene nada que ver con gilipolladas de ese jaez, sino con la película protagonizada por esas dos viejas glorias de antaño que aún siguen rodando films en lugar de irse por ahí a jugar a la petanca o a bailar pasodobles en el Imserso.

Y es que tanto el bueno de Arnold Schwarzenegger como el mítico Sylvester Stallone siguen dando mucha guerra, esta vez en un film sobre una cárcel la mar de chunga de la que buscarán escaquearse como puedan. El caso es que viendo esta cinta no pude menos que preguntarme el porqué tanto puto esfuerzo para intentar escapar de una prisión cuando hoy por hoy con la movida esa de la doctrina Parot de los huevos los delincuentes y criminales salen a la puta calle en menos de lo que dura vivo un pobre gato que va paseando tranquilamente cerca de la puerta de un restaurante chino, no me jodas.

Ascension

ascension_logo2Los más frikis del lugar que vean esta curiosa portada seguramente se estarán preguntando “¿qué cojones estará haciendo ahora este tío gilipollas reseñando un cómic que se publicó por estos lares allá en el año 2000”?. Y la pura verdad es que todos los que os hayáis hecho esa cuestión tenéis toda la razón del mundo, pues Ascension fue uno de aquellos títulos del aluvión de cómics de Top Cow que vieron la luz en nuestro país a principios de siglo.

El caso es que por aquel entonces yo ya era un gran superfrikazo mierdero y me hice con todo lo que se fue publicando de ese mencionado sello editorial, con títulos tan molones como Rising Stars, Spirit of Tao, Fathom, The Darkness y por supuesto la serie que nos ocupa en la reseña de hoy: Ascension. Lo cierto es que a veces hay ciertos cómics que entran en tu casa y se quedan durmiendo el sueño de los justos esperando a ser degustados cual esposa cincuentona que anhela que su marido vuelva a catarla algún día. Pues bien, he de decir que tras trece largos años de espera por fin he leído Ascension