FLIGHT OF THE LIVING DEAD

Siguiendo con la dinámica de todos estos días tan halloweenianos de ver pelis chungas, ayer me la jugué con este peculiar film de zombies (supongo que a modo de celebración por el reciente estreno de la serie de Los Muertos Vivientes). Hay que decir que esta debe de ser la película que más títulos tiene del mundo, porque se puede encontrar información sobre ella como Plane dead, Flight of the living dead e incluso con el castizo nombre de Zombies en el avión. Sin duda alguna, lo primero que le viene a uno a la cabeza tras escuchar este último título es que hay que tenerlos como balones de baloncesto para copiar la idea de una peli mediocre como era Serpientes en el avión y hacer casi lo mismo (solo que cambiando serpientes por zombies). Por eso si no os gustó demasiado aquella peli protagonizada por Samuel “estoy hasta los cojones” L. Jackson, no creo que esta película os acabe de llenar del todo. Hombre, tampoco es que sea un bodrio infumable (pues al menos yo aguanté el tirón sin bostezar ni aburrirme), pero a lo que voy es que tampoco os esperéis gran cosa de ella.
Y es que la película resulta curiosa desde el primer minuto con esa cancioncita que tiene una marcha y un ritmazo que flipas, de forma que si no sabes de antemano que esto es una peli de zombies te puedes llegar a pensar que vas a ver una peli de Tony Manero. Acto seguido, la peli nos sitúa en el avión con el plano de 3 azafatas con aires cachondones hablando sobre la noche ávida de juerga y sexo la nuit que les espera cuando aterricen en París. Pero lo que no saben es que el periplo del vuelo Concord 239 va a ser más movidito de lo que esperaban, cuando un cargamento que hay a bordo “despierta” y a partir de ahí se lía parda. De esta forma, el peculiar grupo de protagonistas las pasará canutas para sobrevivir al acecho de los zombies en un espacio tan reducido, donde encontraremos a personajes tan variopintos como el poli guaperas con balas de pistola infinitas (como en el Left 4 Dead), un tío con cara de chupao, una imitación barata de Tiger Woods que descabeza a los zombies con un bonito “swing” digno de la Ryder Cup y un menda con gorra que a mí recordaba al mago Jandro.
En definitiva, una peli frikaza digna de serie B con multitud de litros de sangre y momentos gore por doquier, com zombies surgiendo del suelo y de cualquier parte cuando la peli llega a su punto álgido de desmadre. Vamos, que si no eres demasiado selecto y más o menos tienes suficientes tablas como para tragarte cualquier cosa relacionada con zombies, no estaría tampoco mal que te la juegues y la eches un vistazo a ver si sacas algo en claro.

Un triste comentario

  1. mar dice:

    joe que cosas te ves rober

Deja un comentario