Imparable

Ayer por fin pude degustar como se merece este film que me quedé con ganas ver cuando fue estrenado en cines hace ya unos meses. Y es que he de reconocer que de la dupleta Tony Scott (en labores de dirección) y Denzel Washington han salido films que a mí personalmente me han encandilado tales como Dejà vu, El fuego de la venganza y la reciente Asalto al tren Pelham 123. A colación de esta última vemos que el bueno de Denzel volverá a pasarlas canutas dentro de un tren en Imparable, que por lo que he podido documentarme está basada en hechos reales (como es de suponer en el film estará todo ensalzado muy en plan heroicidad supina, pues verdaderamente la trama en la que se basa se presta a ello).

Acompañando en esta verdadera aventura al insigne actor afroamericano  tendremos al guaperas de Chris Pine (que os sonará por haberle visto en Infectados o en la nueva peli de Star Trek), y a la atractiva Rosario Dawson, a la que los frikis recordamos por su participación en la mítica Sin City. Comentaré también como aparición estelar curiosa del actor Ethan Suplee (que os sonará más como Randy Hickey, el hermano de Earl en esa buenísima serie).

Dejando de lado las presentaciones del plantel protagonista y metiéndonos ya en el meollo de la reseña, comentaré que Imparable es un film catastrofista bastante bien hecho y muy entretenido, que hacia mitad del film sabe atrapar irremediablemente el interés del espectador por el hecho de ver cómo nuestros protagonistas van a poder arreglárselas para detener un tren desbocado que va a toda hostia y más “follao” que Doña Leticia cuando anunció su lío con el Príncipe. Todo se origina a raíz de la negligencia de un operario fondón y zampabollos, que provocará que un tren de 800 metros de largo que transporta una peligrosísima carga repleta de fenol fundido (altamente tóxico e inflamable), quede totalmente incontrolable y sin nadie a bordo para poder detenerlo. Como es de suponer la situación se torna altamente peligrosa a medida que ese tren se va a acercando a un área densamente poblada con un tramo de curva en el que se prevee que el tren se saldrá de las vías y provocará una auténtica catástrofe.

Es ahí donde entran en juego nuestros protagonistas, dos operarios ferroviarios en los que encontraremos personalidades contrastadas que provocarán algún que otro rifi-rafe  entre ellos al principio del film. Pero todas esas disputas se dejarán de lado cuando se percaten de que (por una serie de hechos fortuitos) ellos son la única esperanza para detener ese tren  desbocado que va a provocar una ineludible catástrofe. Será a partir de entonces cuando deberán de dejar de lado sus diferencias y colaborar poniendo lo mejor de cada uno: la experiencia y la sabiduría de un viejo zorro y veterano en la profesión como es Denzel y el ímpetu y las ganas de demostrar su valía de un joven novato como es el personaje encarnado por Chris Pine.

Y cuando la película entra en esta dinámica hacia mitad de la misma es cuando más se disfruta este film, por esa magnífica combinación de emoción, tensión y espectáculo representados en todos lo esfuerzos que iremos viendo a lo largo del metraje por intentar detener ese tren. Personalmente he de reconocer que antes de su visionado dudaba de la idea de que el film pudiera enganchar hasta el final por el desarrollo de una trama basada sólo en el hecho de parar un tren desbocado, pero he de comentar al respecto que a lo largo de los casi 100 minutos que dura lo consigue hacer (y muy bien además).

Y es que Imparable es un film que me gustaría recomendar por su trama sencilla pero efectiva, con unas escenas de velocidad que no se veían desde Speed. Francamente no sé hasta qué punto se habrá recreado la gesta de los trabajadores  involucrados en este acontecimiento que tuvo lugar en la vida real, pero lo que sí es cierto es que este film es una clara muestra del coraje de dos hombres dispuestos a arriesgar sus vidas con el fin de evitar una verdadera catástrofe. Además que su actitud heroica es todavía mayor por el contraste con la exhibida por sus jefazos ante ese hecho, a los que se muestra más preocupados por tomar decisiones que minimicen las pérdidas económicas de la empresa que por la posible hecatombe que se cierne. En definitiva, un film perfecto para ver en una tarde de sábado como la de hoy sentadito tan ricamente en el sofá y con un buen plato de palomitas. Seguro que se os pone cara de velocidad.

3 comentarios

  1. mar dice:

    es una pelicula q se puede ver, pero tampoco me entusiasmó demasiado, las unicas escenas de accion suceden al final, todo lo demas para rellenar, yo le doy un…pfffsssss

  2. mar dice:

    por cierto…una preguntita..pq en las encuestas solo poneis cosas relacionadas con el futbol??? es un coñazo, ser mas originales por favor 😛

    1. SrGrifter dice:

      Es que somos tíos deportivos (recuerda que somos muy dados al levantamiento de bollos).
      Pos mira, te emplazo a que nos mandes la proxima encuesta con la 4 opciones para votar y la ponemos ahí. Para que luego digan que somos unos rancios en Vas Tú Listo.

Deja un comentario