Suckerpunch

Tremenda fue la tarde friki que nos pegamos ayer los dos creadores del blog desde muy temprano hasta última hora de la tarde.  Estuvimos por las tiendas del centro a la busca y captura de suculento material  que ya compartiremos con vosotros en futuras reseñas. Y qué mejor colofón para rematar el día que acabar la tarde metiéndonos a ver la peli más friki que hay ahora mismo en la cartelera: Sucker Punch.

No sé si os pasaría como a mí, que cuando vi el trailer no me enteré ni del No-Do sobre su argumento, pero como todo parecía tan impresionante visualmente pensé que habría que jugársela cuando la estrenaran. Además venía avalada por la figura de su director (Zack Snyder), cuyos films de El amanecer de los muertos, Watchmen ó 300 me agradaron bastante cuando los degusté en su día.  A colación de esta última, hay que comentar que el bueno de Zack Snyder parece que tenía necesidad de acallar todos esos comentarios que le acusaban de hacer con 300 un film con momentos pseudo-gays, y por esa razón se saca de la manga Sucker Punch para demostrar que también domina el noble arte del rodaje con tías buenas.

Y es que este film explota a la perfección todos los elementos tan propios del mundo friki, los combina cual camarero que agita su coctelera y los mezcla en plan popurrí de una forma muy espectacular que le entra por los ojos a cualquier persona a la que le atraigan los videojuegos, los cómics, el anime o el manga. Ciertamente son muchas las influencias que tiene Sucker Punch provenientes  de esos géneros, pues viendo el film es ineludible no acordarse de referencias tales como Bayonetta, Bloodrayne, Killzone, Final Fantasy XIII, Bioshock, Wolfenstein, étc… (y desde luego también de films como Matrix, el Señor de los anillos, Azumi o incluso de Alicia en en país de las maravillas). Desde luego no es algo de extrañar siendo una película en la que nos podemos encontrar elementos tales como samurais gigantes disparando con un cañón gatling, zombies nazis, robots gigantescos, dragones, orcos, étc… todo ello aderezado por unos pibones que quitan el hipo (como veis, frikismo elevado a la máxima potencia).

¡Gerónimooooooooooooo!

Con todos estos elementos se desarrolla un film que transcurre a caballo entre dos mundos: uno real en el que nuestra protagonista se encuentra recluida en una institución mental (debido a los tejemanejes de su malvado padrastro), y un mundo imaginario en el que se interna esta muchacha en ciertos momentos y donde deberá de encontrar 5 objetos que le permitirán escapar de su prisión real. Es en esta parte del film donde entran todas esas referencias de la cultura friki comentadas antes, y desde luego es donde se hará las delicias del respetable al estar planteada como si de un videojuego se tratase. Tanto Kiko como yo coincidimos en la idea de que todo el film debería haber sido enfocado de forma que se desarrollase casi íntegramente en ese mundo imaginario, pues en la parte de la película que se desarrolla fuera de él hay momentos que son un poco tediosos y uno está casi deseoso de que acaben rapidito y vuelvan de nuevo a mostrarnos el meollo que transcurre en ese otro mundo paralelo (pues ciertamente es “carnaza” de este tipo la que busca cualquier persona que vaya a ver un film de estas características). A colación de esto comentaré el ejemplo de la peli de Hulk, un film que fracasó en su día porque la gente que iba a verla lo hacía con la intención de ver a un monstruo verde destrozando cosas a mala leche y no para ver rollos filosóficos tipo Ang Lee. En cierto modo creo que Sucker Punch decepcionará a muchos precisamente por algo parecido, principalmente por el hecho de que se quedarán con ganas de haber visto más escenas que acontezcan en ese mundo onírico de la protagonista. Además otra crítica que se le puede hacer al film, y que muchos amantes de los videojuegos coincidirán conmigo, es el hecho de que si hay partes de la película planteadas como un videojuego dividido en diversas fases o niveles, lo suyo es que haya un “jefe final” al que enfrentarse a modo de colofón de la aventura. Pues bien, Sucker Punch te deja un poco a dos velas con ganas de un final así…

Lo que sí hay que reconocerle al film es que las escenas de ese mundo paralelo en el que se adentra nuestra protagonista es un espectáculo visual con momentazos dignos de verse. Se trata de un mundo de fantasía épica y de acción bestial con los típicos instantes a los que ya nos tiene acostumbrados Snyder, en los que tira de efectos  especiales tipo CGI y pantalla verde a cascoporro, todo ello aderezado con sus ya míticas ralentizaciones y repentinas aceleraciones en los momentos álgidos de hostias varias. Os aseguramos que con los efectos especiales del film os van a hacer los ojos chiribitas.

¿Estará ese robot pilotado por Bulma?

En definitiva, Sucker Punch es un film que en mi humilde opinión nos da una de cal y otra de arena. Personalmente creo que Zack Snyder (un tío que salta a la vista que está puesto en el mundillo friki) debería ser sabedor de los gustos del tipo de público que irá a ver un film de estas características, razón por la cual debería haberse explayado un poco más en satisfacer esas apetencias. Y es que creo que el fim transcurre a lo largo de una serie de altibajos a lo largo de esos momentos que tiene nuestra protagonista en su mundo de realidad y de locura. Ciertamente esa parte onírica debería haber proliferado sobre la otra,  para desembocar en un colofón que supusiera un “broche de oro” y un derroche total de lo que uno realmente espera en un film de este tipo. Por esa razón la recomiendo “a medias”, pues habrá momentos en los que uno esté “en su salsa” disfrutando como un enano y otras partes en las que el tedio le ronde a uno por la cabecita.

7 comentarios

  1. Non-stop Violence! dice:

    Vaya, no la estan acabando de poner tan bien como esperaba en ningun lado, con las ganas que le tengo a esta peli.. :S

    1. SrGrifter dice:

      Joe, tampoco te queremos quitar la “ilu”.
      Pero si vas a verla tampoco te esperes un peliculón

      1. Non-stop Violence! dice:

        Nah, tranqui, que de ir la ire a ver, lo que soy fan del sr.Snyder y me esperaba algo a la altura de sus otras obras (sin contar la de los buhos xD)

  2. KiKo dice:

    Hombre, a mi no me llegó a aburrir en ningún momento. Lo que sí que parece dar la sensación es que el argumento está ahí porque debe existir un argumento. Vamos, que el tío mete los mundos oníricos esos y la razón por la que existen es un poco, digamos, excusa barata.

    Los que quieran ver acción a saco, efectos a porrillo, y tías buenas, que vayan a verla. Pero eso sí, un peazo monstruo final lo habría bordado.

    1. Argos dice:

      Pues venga, vamos a verla.

  3. Non-stop Violence! dice:

    Pues nada, ayer la fui a ver. Y sera porque fui a verla esperandome un truñazo, pero sali contento del cine. Flipado por los “bailecitos” (aunque el del tren con los robots, es algo flojete) y aunque me sobro la parte final con cierto toque conmovedor/filosofico, en general la parte menos onirica, tampoco me desagrado.
    Seguramente es su peli mas floja hasta el momento, pero aun asi, me parecio la mar de divertida.

  4. SrGrifter dice:

    Oleeee, torero…
    Pues así echaste la tarde tan ricamente…
    Por cierto, a mí la escena con los robotitos en el tren me resultó muy chuli.

Deja un comentario