Elodie Yung será Elektra Natchios

elektra_logo

Todos los que nos sigáis de forma asidua y no tengáis las neuronas demasiado machacadas por el hecho de ir todos los sábados por la mañana a colocaros con el olor a barniz que sale del taller de pintura de vuestra barriada, recordaréis que nuestro grado de flipadura con la serie de Daredevil es mayor que el de un hippy que se ha fumado tres petardos en media hora. Y si hace unos días nos regodeábamos en nuestra crapulencia por el hecho de que tendremos a Punisher en la segunda temporada de la serie, hoy nos hemos emocionado todavía más cuando nos hemos enterado qué otro personaje va a hacer su aparición también…

Punisher Max 3

Si en la reseña del tomo anterior al referirme al Punisher del insigne guionista Jason Aaron daba la impresión estar frotándome contras las paredes como si fuera un puto oso mientras hacía la reseña, esta vez ya no es que esté haciendo eso sino que aparte estoy babeando más que muchos de vosotros viendo tetas en el canal Playboy. Puede que sea un mozo flojeras, un tío facilón o un menda la mar de flipable, pero este tío me ha hecho recuperar la ilusión por un personaje del que ya leía sus andanzas por pura inercia, cual marido que se trajina a su mujer tras veinte años de casados porque es lo que hay…

Y es que si el tomo anterior ya fue interesante como él solo por esa peculiar visión que Aaron nos ofreció sobre Bullseye y la consecuente somanta de hostias entre éste y Frank, en esta nueva entrega veremos al bueno de Punisher hecho un trapo en la cárcel, donde los malosos están deseando echarle el guante y acabar con él de una vez por todas. Y ya sabéis que meter a este tío en un lugar con tanto cabronazo en tan poco metro cuadrado puede ser un pelín contraproducente…

Punisher Max 2

Ya es oficial: el bueno de Jason Aaron se sale. Mira que he leído pocas cosas de este tío, pero todo lo que va cayendo en mis suaves manitas guionizado por este menda me deja un gran sabor de boca, pardiez. Y es que esta visión suya que nos hace sobre Punisher me recuerda bastante a la etapa de la dupla Ennis/Dillon que tanto me engatusó hace unos años, hasta el punto de ser la serie regular que más esperaba cada mes. Hay que reconocer que el bueno de Aaron deja aquí muchas reminicencias del estilo de Garth Ennis, mientras que Steve Dillon cumple como siempre (a pesar de que haga ahí a “to” dios con el mismo jeto).

El caso es que si el anterior tomo de esta nueva etapa me dejó una buena impresión, sobre todo por esa peculiar visión que nos ofrece Jason Aaron sobre Punisher y Kingpin, en esta nueva entrega vuelve a sorprendernos bastante gratamente y nos dejará otra magnífica perla con el retrato que nos hace sobre otro de los grandes enemigos de Frank Castle: el puto psicópata conocido como Bullseye.