Spiderman / Iron Man: El regreso de Matanza

La verdad es que si uno lee eso de “el regreso de Matanza” y a continuación mira la portada del tomo, no puede menos que pensar que este personaje ha vuelto para jugar a los bolos con las cabezas de Iron Man y de Spiderman. Y es que resulta evidente que personajes “taraos” los hay a porrillo en Marvel, pero si hay uno más bestia y más salvaje que Pepe con unas botas de buzo, ese es el bueno de Matanza. El caso es que este mes de febrero sus fans están de enhorabuena por el regreso de este simbionte un poco cabroncete de la mano del guionista Zeb Wells.

Si os digo el nombre de Cletus a secas, seguro que muchos pensaréis que me estoy refiriendo al paletazo aquel de Los Simpson. Pero si digo Cletus Kasady a muchos ya les vendrá al cabezón aquella mítica saga titulada Matanza Máxima, con la que tanto nos divertimos en su día los fans del arácnido. Así que simplemente por el gran recuerdo que tengo de ella no pude menos que hacerme con este cómic, para volver a ver un nuevo rifi-rafe entre Matanza con algunos de los héroes de Marvel.

No honor

Retomo hoy la sección de reseñas de cómics para dedicar unas palabrejas a una miniserie de cuatro números publicada por la editorial Top Cow allá por el año 2002 (muchos de vosotros aún no habíais nacido). Se trata de uno de esos títulos que pasan con más pena que gloria por los kioscos y tiendas especializadas y sólo caen en manos de los más frikis del lugar. De todas formas he de decir que en su día me la compré un poco jugándomela en plan torero, porque fijaos qué ganazas la tendría que desde que me hice con ella (hace ya 8 añazos) aún no la había leído. Así que cuando el otro día me encontré estos números por ahí perdidos entre mi comicteca decidí que ya era momento de degustarlos.

Pasando ya a comentar la miniserie en cuestión hay que decir que el protagonista es un tipejo llamado Ramdon, un ladrón de guante blanco, briboncete y pendenciero, mujeriego hasta la médula, pero que realmente es el mejor en lo que se refiere a la noble disciplina de robar en museos o en colecciones privadas (el tío es el number one).