Universe

Cuando vi hace unos días el catálogo de novedades de Norma editorial que salían a lo largo de esta semana, no pude menos que posar mis ojines sobre este cómic titulado Universe. Siempre he cantado a los 4 vientos lo mucho que disfruté en su día con los primeros números de The Darkness, Witchblade y otros tantos títulos más de la editorial Top Cow. Además que en la tienda me hicieron los ojos chiribiri mientras lo sostenía entre mis manazas y observaba esa tremenda portada de Marc Silvestri y la  estupenda contraportada que tiene el tomo con una imagen chulesca del protagonista en plan Jackie Estacado.

Además el dibujante de la obra (Clayton Crain) es un artista cuyo estilo de dibujo, tan parecido al del genial Angel Medina, no me desagrada en absoluto, y al que ya conocía por haber leído alguna cosilla suya como la miniserie titulada No Honor. Así que con todos estos elementos a favor me hice con la compra de este tomo y me fui tan feliz a casa para degustarlo ahí en mi salsa. Pues bien, tras haberlo leído tengo que reconocer que me ha parecido un pufo.

El caso es que el arranque del cómic es un tanto alentador con la presentación que se nos hace del protagonista (Tom Judge) un ex-sacerdote que ha perdido la fe por cierto traumático episodio que ocurrió con uno de sus feligreses, y que por esa razón ha renegado de sus votos. Actualmente es un pobre borracho y putero que vive el día a día cometiendo todo tipo de excesos que ahondan más en su declive como persona. Sin embargo, su vida cambiará radicalmente a partir de cierto acontecimiento por el cual entrará en contacto con un poder esotérico llamado “el Arrebato” (sí, como el cantante). A partir de entonces el bueno de Tom Judge tendrá el destino de la humanidad en sus manos y su vida estará en constante peligro al tener que enfrentarse con todo tipo de fuerzas extrañas y peligrosas que quieren hacerse con esa reliquia.

Hombre, la verdad es que así “contao” parece el típico argumento de “el Elegido” entretenido y tal, pero para mi humilde gusto la forma en la que se desarrolla no llega a enganchar en ningún momento y hace que a medida que uno va avanzando en su lectura se vaya perdiendo el interés. Y eso que el contexto de la historia se encuadra en la continuidad del universo Top Cow, pues en ciertos momentos veremos desfilar a  personajes como Sara Pezzini y Jackie Estacado, pero es que ni con esas…

Lo que sí he de reconocer como nota positiva es el peculiar concepto sobre el infierno que se nos muestra en esta historia, en la que por supuesto tienen cabida los míticos personajes de este calentorro lugar tales como Caronte, Cerbero, étc… Y es que si hay algo que me ha llamado la atención de Universe es el hecho de que se nos presenta ese lugar como un sitio en el que tarde o temprano acabaremos todos (tanto buenos como malos), ya que los humanos somos mera moneda de  cambio que vivimos nuestras vidas a la espera de que cuando nos llegue la hora cosechen allí nuestra alma. Vamos, que el infierno es un destino ineludible para todos y aquí no hay maniqueísmos baratos que valgan.

En definitiva, Universe es un tomo en el que tenía puestas muchas ilusiones y la verdad es que me ha decepcionado bastante. Siempre he sido un tío condescendiente con los cómics de Top Cow en los que uno ya sabe que va a encontrar historias simplonas repletas de tipos duros y pibones  perfectas de curvas imposibles. Pero es que Universe no encandila ni por su protagonista, ni por la historia ni por nada en absoluto. Estoy planteándome muy seriamente el hecho de ponerle una etiqueta en la que diga Biohazard para mantenerme alejado de él por si alguna vez se me pasa por la cabeza releerlo.

Deja un comentario