DEAD FURY

Como buenos frikazos que somos en Vas Tú Listo huelga decir que los creadores de este blog nos consideramos unos fans acérrimos de Bruce “el puto amo” Campbell y la trilogía de Evil Dead. Por esa razón, cuando posé mis ojines en la portada del dvd cuya foto os adjunto no pude menos que quedarme bastante inquieto por el parangón de ese personaje de la carátula con el bueno de Bruce. Un menda con una recortada en una mano y una sierra en la otra, bichos  feos con cara de endemoniados y una cabaña de fondo (no podía dejar pasar algo tan evocador a ese clasicazo antes mencionado de la serie B al que tengo en un altar).

Y es que amigos míos, Dead Fury es todo un homenaje-parodia de la peli de Sam Raimi, realizado todo desde un punto de vista mucho más gore y sumamente exagerado. No en vano la cosa se presta a ello tratándose de un film de dibujos realizado con la técnica del stop-motion (para que os hagáis una idea es algo parecido a los movimientos de los personajes de South Park).

No puedo continuar esta reseña sin enumerar algunas de los similitudes abrumadoras de este film con respecto a Evil Dead. La primera de ellas (aparte del título de ambas) salta a la vista en el personaje protagonista, ya no sólo por el parecido físico con Bruce y sus míticas armas, sino por el nombre que le han puesto (Max), que casi suena igual que el del personaje interpretado por Campbell en aquella cinta (Ash). En siguiente lugar, en Dead Fury tenemos a un grupo de 4 protagonistas que están pasando un bonito día de caza en lo más frondoso de un tupido bosque con una cabaña de por medio en la que tendrán que refugiarse cuando las cosas se pongan feas y en la que ocurrirán ciertos sucesos extraños (la cabaña con trampilla incluida, por supuesto). Ni que decir tiene que en Dead Fury tendrá también su protagonismo cierto libro que guarda un gran parecido con el famoso Necronomicon de Evil Dead. Y bueno, eso por no hablar de las poses chulescas de Max (tan parecidas a las de Ash) a la hora de disparar con gracejo natural y estilazo a los extraños seres que les acosan. Podría seguir mencionando más parecidos entre ambas pelis, tales como los momentos de locura reflejados tanto en el rostro como en los actos de Max cuando la situación le desborda, que recuerda a aquellos míticos gestos y a la cara de locuelo que ponía el bueno de Bruce.

Así que todos los fans de Evil Dead estaréis frotandoos las manos pensando en lo bien que homenajea este film al de Raimi. Sin embargo, tengo que decir al respecto que Dead Fury se cae sola por su propio peso debido a su duración excesivamente larga, ya que 80 minutos para una peli de estas características llega a hacerse pesada. Me refiero a que cuando uno empieza a verla (con esos personajes y ese tipo de animación tan curioso) resulta entretenida en sus compases iniciales por cómo homenajea a su manera a Evil Dead, y sobre todo por las primeras escenas de acción en la que nuestros protagonistas despachan a uno de esos monstruos. Pero es que a partir de ahí el resto del film es todo así, con los personajes principales  destrozando demonios en plan gore, y estos echando sangre por la boca casi a cada instante, y desde luego llega a resultar  bastante cansino (ya se sabe que lo poco agrada y lo mucho cansa).

Personalmente creo que Dead Fury podría haber sido más recomendable si no la hubieran alargado tanto, pues con bastante menos duración hubiera resultado un homenaje muy chulo a la serie B. Además hay que decir también en su contra que es un film sólo apto para gente muy friki de ese género y  fans de Evil Dead, porque al resto creo que les parecerá una peli muy chunga. Eso sí, nos deja una bonita moraleja que nos viene a decir algo como que no hay que juzgar a la gente por su aspecto y que hay que respetar a los que son distintos (y es que los demonios-frikis de este film odian a los humanos porque estos los aborrecen). Así que ya sabéis, nada de reirse de la gente rara porque os puede pasar lo que a los protagonistas del film. ¡Avisados estáis!.

Deja un comentario