X-Men: Días del futuro pasado

x-men_logoEn este blog no perdemos ripia de cualquier película frikaza que se precie y acostumbramos siempre a ver este tipo de largometrajes el mismo fin de semana del estreno. Por esa razón este sábado fuimos ataviados con nuestras mejores galas para ver este título, del cual personalmente un servidor esperaba que dejara el listonaco altísimo (y francamente superó con creces esas expectativas). Lo cierto es que alcanzar el nivel que dejó Matthew Vaughn en la magnífica X-Men: Primera Generación era tarea harto difícil…

Y es que tras haber hecho sus buenos pinitos en las dos primeras entregas de la franquicia, Bryan Singer vuelve de nuevo a ella para ser el encargado de dirigir el último pelotazo de Marvel que todos los frikazos estábamos esperando ansiosos. Y más cuando este largometraje ejerce la función de ser el nexo entre las entregas originales y la antes mencionada X-Men: Primera Generación, convirtiéndose de esta forma tanto en secuela de ésta como de X-Men: The Last Stand. Así que muy fácil no lo tenía Singer para sacarse de la manga un film inquietante que arreglara  todo aquel “sarao” que dejó Brett Ratner en la última entrega de la anterior trilogía…

Recomendación comiquera: Excalibur

Los acérrimos seguidores del blog seguro que recordáis lo inquietísimo que estaba hace unos meses debido a unas ofertones comiqueros que salieron a principios de este año bajo el epígrafe de El mejor Marvel de SD. En aquel post me regodeaba en mi crapulencia ante el hecho de la aparición de unos packs de oferta con material muy suculento a un precio muy apetecible. Hasta el momento han sido varios los packs con los que me he hecho, destacando sobre todo el de los tres primeros tomos del Daredevil de Frank Miller (si no has leído esta etapa del personaje y aún no te has pillado estos tomos no sé a qué coñe esperas). El caso es que hace unos días ha llegado a mis orejones la noticia de que el día 15 de julio sale un nuevo pack de estas ofertas de El mejor Marvel de SD con dos tomos que recogen los primeros números de todo un clasicazo: el Excalibur de Chris Claremont y Alan Davis (ahí es “ná”).