Mascotas Vas Tú Listo

Como sabéis, este humilde blog cuenta con tres mascotas como tres soles (como son los gatos de Kiko). Y es que tanto el Logan como el Ioga como la Jara son el santo triplete gatuno que nos inspiran en nuestros posts y dan gran vidilla a la sede del blog. Y sabe dios que aunque intentamos hacer de ellos verdaderas máquinas de matar que se tiren a morder los huevos de todo aquel que nos caiga gordo, ellos pasan de nosotros, nos ignoran y van ahí a su puta bola (salvo en los momentos en los que nos ven poniéndonos “to” gochos y se nos acercan a gutronear piscolabis). El caso es que antes que estos tres gatos tuvimos otras mascotas la mar de saladas, las cuales hoy os queremos dar a conocer en este post…

Cosplay halloweeniano

Aprovechando que se acerca la noche de Halloween no podíamos menos que dedicar la sección de hoy a esos disfraces que dan más miedo que la Duquesa de Alba en picardías. Como los muchachos de este blog estamos “mu desmejoraos” y hoy por hoy parecemos unos putos zombies, pues francamente no tenemos mayores problemas para dar el pego esa noche y que nos saquen copazos en los sitios donde se invita a una consumisión a la gente “disfrazá”. Sin embargo, para todas aquellas personas de pelaje normal hoy os queremos traer una serie de ejemplos de disfraces de mieditis, por si alguno de ellos os puede servir de idea a la hora de poneros uno y salir por ahí a asustar a las niñas en la noche de Halloween.

Personajes molones: El bebé de Braindead

Hace unos días alabábamos en este mismo blog la peli de Jesucristo cazavampiros como uno de los máximos exponentes de cine chungo, ideal para reunirse con los colegotas y echarse unas risas en plan “fumaos”. Pero si hay una peli que podría catalogarse como el sumun del partimiento de ojete para echar la tarde ahí con los amigotes, esa no es otra que el famoso clasicazo titulado Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro. Y es que este film es todo un filón de personajes gilipollescos a más no poder, tal y como pudimos comprobar hace unas semanas cuando dedicamos la sección al cura aquel de la peli que repartía hostias como panes. Pero si hay un personaje bizarro por excelencia en tal largometraje, ese no es otro que el puto criajo aquel al que los muchachos de Vas Tú Listo solemos referirnos como el bebé gore. Si no tienes el placer de conocer a semejante mierda de puto crío ya estás tardando…