Apocalipsis de Stephen King

He de confesar que no soy lector de los libros de este grandísimo escritor estadounidense, pero ciertamente me agradan las adaptaciones que se hacen de obras suyas al séptimo arte (las películas de La Niebla o La Rebelión de las Máquinas me encantaron) o al mundo del cómic. A colación de este último medio mencionaré aquella obra suya titulada La Torre oscura, que hace ya un tiempo fue adaptada al noveno arte y publicada en nuestro país de la mano de la editorial Panini.

Es por ello que en esta reseña que nos ocupa me gustaría recomendar esta obra titulada Apocalipsis, la cual ya fue publicada hace un cierto tiempo por la antes mencionada Panini en seis bonitos y lujosos tomos y que vuelve a traernos nuevamente en esta edición en tapa dura, cuyo primer número recopila los dos primeros tomos de la edición anterior. Sirve a modo de prólogo inicial para una historia de decadencia y de caída de la sociedad tal y como la conocemos y su consecuente derivación hacia una lucha maniqueísta entre el bien y el mal por parte de esos poquísimos sobrevivientes que quedarán. Pero no adelantemos acontecimientos y veamos qué es lo que nos ofrece este primer tomo.

Una serie basada en ‘La Niebla’ de Stephen King

mist_logo

Para niebla acojonante la que montamos nosotros cada vez que nos metemos en el coche de un colega a fumar porros en plan jamaicanos. Pero hoy no queremos hablaros de las neblinas esas que formamos nosotros que parecen sacadas de un vídeo musical de Michael Jackson, sino que la niebla a la que nos referimos es a la de cierta famosa novela del gran Stephen King. Yo no la he leído, pero he de decir que un día me dio por ver la película que adapta esa famosa novela (protagonizada por Thomas Jane) y tengo que confesar que el finalazo que tiene es uno de los más acojonantes que he tenido el placer de presenciar en el séptimo arte…

¿Os atrevéis a cruzar el bosque?

wood2_logo

Es bastante cierto eso de que el terror sí tiene forma, pues sólo hay que vernos a nosotros en pelotas delante de un espejo con estas hechuras acojonantes que dios nos ha dado para darse cuenta de ello. Pero aparte de nuestros cuerpos serranazos (con unas medidas que no tienen nada que envidiar a las de los teletubbies), hay muchas otras cosillas que nos ratifican que el terror está ahí tanto en películas, novelas, series y por supuesto también en cómic, como bien nos demuestra esta novedad comiquera que nos traen los chiquillos de la editorial Random House Mondadori, que seguramente hará que te cagues la pateja abajo…

‘The Woods’ tiene pintaza

woods_logo

No sé si os hemos comentado ya que la muchachada de este blog somos muy de ir a bosques a buscar setas alucinogénas para luego zampárnoslas al ajillo y pillarnos un colocón muy serio con el que flipamos en colorines. Así que es muy normal que nos haya llamado esta novedad comiquera no sólo por su título, sino también por venir de la mano de una editorial que yo hasta la fecha no tenía el placer de conocer y que responde al nombre de Medusa Cómics. El caso es que este tomo al cual dedicamos hoy este post noticiero de hoy tiene muy buena pinta, hasta el punto de que quizás lo incluya en mi lista de la compra del mes…

‘La Torre Oscura’ al cine

torre_logo

Si hay algo que nos mola a los muchachos de este blog son los sitios oscuros o con poquita luz, porque en esos lugares tenemos alguna pequeña oportunidad de poder engatusar a alguna chavala insensata. Pero el lugar oscuro del cual queremos hablar hoy no es el pub que solemos frecuentar a la caza y captura de alguna pobre incauta que vaya un poquitín borracha, sino que en esta reseña de hoy nos referimos a La Torre Oscura, la mítica saga del gran Stephen King a cuyos fans más acérrimos les agradará la noticia de que ya está en marcha un proyecto para llevar esta magnífica obra a la gran pantalla…

Thumbprint

thumb_logoPara el que no tenga apenas ni zorra de inglés y se acojone con palabrejas que tienen tanta consonante junta diremos que el título de la reseña de hoy podría traducirse como huella digital. Pero para huellaza la que dejo yo cuando piso lo fregao a mi señora madre y me pone una cara de querer soltarme un ostión con la mano abierta como los que pegaba Bud Spencer, con los cuales hacía que la gente diera una voltereta de 360º sobre su propio eje.

Pero el Thumbprint del que vamos a hablar hoy no tiene nada que ver con gilipolladas de estas, sino con cierta novedad comiquera que me llamó la atención desde el momentazo en el que vi el nombre de Joe Hill en la portada. Sobre este buen mozo sobran las presentaciones, pues todo el mundo sabe que se trata de un escritor estadounidense famoso por ser hijo del grandísimo Stephen King. Y a este respecto hemos de confesar que los muchachos de este blog hemos leído cosillas suyas en el noveno arte que no nos han dejado malas sensaciones, como por ejemplo Locke & Key, La capa o Road Rage. Es por ello que anhelábamos poder catar este tomo…

Dos suculentas novedades: Blue Estate y Pingeons from Hell

blue_logo

Igual que un cincuentón con hechuras de futuro viejo verde no pierde ripia de los tetámenes de las chavalas de los clubes de alterne que suele frecuentar cuando se queda de “Rodríguez” en casa mientras la parienta está veraneando en la playa con los críos, a nosotros tampoco nos pasan desapercibidas las novedades comiqueras que salen cada mes. Y en este mes de julio hay un par de ellas que a priori nos han sorprendido más gratamente que subir al ático a tender la ropa y toparte con la rubia tía buena del tercero derecha tomando el sol en tetas. Y nos estamos refiriendo concretamente a los cómics titulados Blue Estate y Pingeons from Hell que nos trae este mes la editorial Dibbuks

Lecturón veraniego: Apocalipsis

En las sobremesas veraniegas (en las que uno está en casa aguantando esas horas de sofoco con un aburrimiento similar al que se pueda tener viendo los cuartos de final del festival de la OTI), de buenas a primeras te da por leer alguna cosilla de tu comicteca. Te pones ahí a revolver en los armaritos y de pronto te encuentras alguna cosilla con la que te dices: “¡Aiba qué gilipollas, pues si esto lo tengo ahí muerto de risa y sin leer desde que lo compré hace meses!”. En eso que se sientas con el tomo en las manos para echar la tarde y de repente te ves inmerso en una lectura que te engancha cual lagartona que busca a un puto pardillo con el que casarse y conseguir los papeles…

La capa

La verdad es que así leído en frío el título de este cómic muchos pensaréis que bien podría tratarse de un decálogo hecho por Lorena Bobbit sobre cómo cortar los huevos a un maromazo (de ahí lo de “la capa”). Pero no amiguitos, resulta que se trata de la adaptación del relato corto homónimo aparecido en el libro Fantasmas (una antología de relatos de terror), que fue la primera obra publicada por el gran Joe Hill. Sobre este personaje sobran las presentaciones, pues todo el mundo sabe que se trata de un escritor estadounidense famoso por ser hijo de Stephen King.

Y es que de Joe Hill, los muchachos de este blog hemos leído cosillas en el noveno arte que no nos han dejado malas sensaciones, como por ejemplo Locke & Key. Incluso hoy por hoy anhelamos la publicación por estos lares de Road Rage, una adaptación del relato titulado Throttle, que Stephen y Joe escribieron para un libro homenaje al Maestro Richard Matheson. Así que con este bagaje del bueno de Joe Hill a nuestras espaldas es normal que tuviéramos unas ganas locas de leer este cómic…

“Under the Dome” de Stephen King en serie

Estaba yo aquí hace unos días en la sede del blog cosiendo los botones de mis camisas favoritas debido a mi puta manía gilipollesca de desabrochármelas ahí a lo Superman para impresionar a las chavalas, cuando de pronto llegó uno de nuestros redactores entrando por la puerta a lo Arteche y levantando una polvareda similar a la de una manada de ñus perseguidos por leonas hambrientas. Y es que este muchacho venía mazo de inquieto con cierto notición que le tenía un poco “alocao”, pues cuando se trata de adaptaciones televisivas de novelas de Stephen King, este chaval se pone más “alborotao” que las hormonas de un 15 añero viendo la porno del plus.